Y llegamos a la noche mágica. El momento dónde se reencuentran el cariño de la familia y los recuerdos de todo un año. Para acabar este ciclo, quiero hacerlo citando las palabras de un libro que me cautivo, y que se escribieron así.

“Una vez más el entorno conspira, se mueve, traza su plan. Ejecuta sus órdenes con ideas, palabras, sueños, acciones. Logra que imperen sus mandatos haciéndonos creer que somos nosotros quienes dominamos la existencia. Pero en realidad, la existencia se conforma sobre la base de nuestras experiencias, ideas, suposiciones y actos. Y todo ello surge a cada presente, nuevo e irrepetible”.

 

Anuncios