El reto de ayer era ver el vídeo e intentar descubrir quién era el asesino. Pero la atención se centró en la búsqueda de las pistas que nos llevaran a averiguarlo y en realidad, no nos dimos cuenta de los cambios porque nuestra atención estaba centrada en el reto que nos habían pedido.

La atención y la observación forman parte importante de la comunicación tanto en el emisor como en el receptor, podemos comunicar con la palabra pero también lo hacemos con los gestos. El 93% de nuestra comunicación no está compuesta por palabras. Un elemento clave en la comunicación es saber hablar, pero igual de importante es saber escuchar, y para eso hay que mantener la atención.

Ver primero el vídeo de ayer, y después ver el de hoy.

Anuncios